Uso doméstico e industrial del propano: calefacción, agua y cocina

Gas propano y sus aplicaciones

Los usos domésticos e industriales del gas propano presentan algunas ventajas y desventajas dependiendo del formato de distribución que escojas y de tu consumo.

Usos del propano

El gas propano se utiliza en zonas rurales donde no hay acceso al gas natural, ya que necesitan una alternativa energética para realizar sus actividades diarias.

Los tres principales usos del gas propano son la calefacción, el calentamiento del agua y la cocina. No obstante, también se utiliza en la industria y el sector agrícola para distintos usos térmicos relacionados con cada especialidad.

Además, el gas propano, uno de los Gases Licuados del Petróleo (GLP) es utilizado como combustible en vehículos híbridos o adaptados a este gas.

Con ello, te podemos resumir los principales usos del propano en sus distintas aplicaciones:

  • Viviendas sin acceso al gas natural: utilizan el propano sobretodo para la calefacción y el agua caliente. También para la cocina y los gasodomésticos, es decir, aquellos electrodomésticos que utilizan gas para su funcionamiento y pueden llegar a suponer hasta un 60% de ahorro en el consumo energético.
  • Sector agrícola y granjas: las granjas utilizan el gas propano para secar las cosechas, para hacer funcionar los tractores y para calentar los establos e invernaderos..
  • Industrias: las multinacionales, compañías, empresas y pequeños negocios usan el gas propano para la calefacción, el agua caliente y, en menor medida, para cocinar en hornos y electrodomésticos industriales.
  • Otros usos: edificios de uso docente, de uso sanitario, de culto, de espectáculo, de acuartelamientos, así como también, centros comerciales, museos, bibliotecas o lugares de exposición público.

Ventajas y desventajas del propano

Todas estas utilidades se han venido desarrollando gracias a las propiedades del propano como producto petrolífero de alto rendimiento energético, ya que es capaz de producir mucho calor sin gastar tanta materia prima.

Por eso, entre las ventajas e inconvenientes del propano se destaca como principal ventaja su alto poder calorífico y la variedad de formatos de distribución. No obstante, las desventajas son el precio y lo que conlleva tener un depósito o bombona en la vivienda o negocio.

Normalmente, las industrias y viviendas con alto consumo energético instalan los depósitos a granel y las baterías de bombonas industriales; mientras que las casas y pequeños negocios con poco consumo de gas instalan la bombona de 11 kg o ,si la comunidad lo desea, el depósito y sistema de canalización del propano.

Para mayor información sobre el tipo de formato que necesitas según tu nivel de consumo, te facilitamos un cuadro comparativo entre las ventajas y desventajas de las formas de distribución del propano, bien sea en depósitos, bien en bombonas.

Así, la importancia del gas propano es similar al del gas natural o, incluso a la del petróleo, ya que vienen del mismo origen orgánico, sólo que no es tan conocido porque su extensión ha sido menos favorecedora que la de las otras energías.

En definitiva, se puede destacar que el beneficio del propano más relevante para las personas es obtener calor para sobrevivir y poder realizar sus quehaceres diarios como, por ejemplo, ducharse con agua caliente, cocinar o calentar su hogar; en el caso de las industrias, importa completar la actividad laboral dependiente del calor.

Por eso, si crees que el propano podría ser una buena opción para tu vivienda o negocio, te facilitamos el teléfono de los expertos en gas propano, quienes resolverán tus dudas y te harán unas preguntas para determinar cuál es el formato qué más te conviene.

Gas propano para casas

El uso doméstico del propano cobra gran importancia en aquellos hogares donde no es posible acceder al gas natural y necesitan una alternativa energética para poner a funcionar las calderas de agua caliente, los radiadores de la calefacción y la cocina a gas.

No obstante, a pesar de no poder conectarse a la red de gas natural, los hogares que quieran instalar este GLP, podrán decidir entre cuatro 4 formatos disponibles según el consumo del propano anual de la calefacción, agua caliente y cocina.

Calefacción a gas propano

Calentar los hogares de las zonas rurales y sin acceso a la red de gas natural es el principal objetivo de este hidrocarburo de tan alto rendimiento.

El alto poder calorífico del propano es lo que hace que la calefacción sea la aplicación más común del gas propano.

Por tanto, para mantener tu casa caliente durante todo el año, debes tener en cuenta que instalar una calefacción a gas propano debe contar con los aparatos de almacenamiento del gas y con una caldera o radiador donde se produzca la combustión del gas. También podrás instalar estufas independientes para el exterior o interior.

  • Calefactores o Estufas para la calefacción con gas propano
  • Estufas de propano para interior independientes e individuales. También llamados, cañones de gas propano para la calefacción.
  • Calefactores verticales de gas propano para exterior (los que encuentras en las terrazas de los bares y restaurantes).

Por otro lado, antes de instalar cualquier aparato de gas, depósito o baterías de bombonas debes tener en cuenta los siguientes aspectos externos a la instalación del la calefacción:

  1. La calidad del aislamiento.
  2. La utilización de otras fuentes de calefacción.
  3. Si hay un termostato para medir la temperatura regularmente.

Agua caliente y calderas a gas propano

Para el calentamiento del agua tanto sanitaria (ACS) como no potable, se utilizan aparatos como las calderas y los acumuladores de gas.

La instalación utilizada para el agua caliente es fácil de realizar, y sobre todo económica. Además, los aparatos una vez instalados son sencillos de utilizar y no se deben tocar más que para su mantenimiento.

  • Calderas y acumuladores de gas para generar agua caliente con el gas propano
  • Caldera clásica de gas
  • Caldera de condensación de gas propano* La más recomendada porque ahorrará en su factura
  • Caldera mural que se adapta a las pequeñas superficies donde no es posible instalar un gran tanque
  • Caldera de suelo recomendada para espacios donde se necesita una potencia mayor para la combustión.
  • Acumulador de gas externo
  • Acumulador de ACS integrado a la caldera
Caldera de gas propano para agua caliente

Si tiene que elegir el tipo de caldera, sin dudarlo le recomendamos instalar la caldera de condensación, puesto que supone un mayor ahorro y una menor cantidad de emisiones contaminantes a la atmósfera.

Además, le recomendamos instalar la caldera con cualquiera de los dos tipo de acumuladores de ACS para abastecer al menos 2 grifos a la vez y que haya una reserva de agua caliente durante un tiempo prolongado, ya que suelen tener una capacidad de entre 100 a 300 litros .

En cambio, la función de la caldera de forma individual será calentar el agua cada vez que abra el grifo y, dependiendo de la temperatura del ambiente, ésto puede tardar un par de minutos.

Por otro lado, deberás tener en cuenta que los electrodomésticos que utilizan el agua caliente de las calderas de gas propano sean compatibles con este GLP. Algunos de los principales gasodomésticos que usan gas propano son:

  • Lavadoras: Coge el agua fría directamente de la red mientras que el agua caliente la toma del calentador o caldera de gas propano, reduciendo el tiempo de lavado en un 25% en lavadoras modernas.
  • Secadoras: suponen una reducción del 60% en el ciclo de secado por el alto poder calorífico del propano que produce más calor con menos combustible.
  • Lavavajillas: con el gas propano se reduce el consumo en un 35% y el tiempo de lavado de platos, vasos y cubiertos, pues utiliza el agua caliente directamente de la caldera.

Cocinas de gas propano

Las viviendas que no dispongan de vitrocerámicas eléctricas ni tengan acceso al gas natural tendrán que recurrir al gas propano para realizar acciones tan cotidianas como cocinar, calentar alimentos u hornear pan o pasteles.

Principalmente, el gas propano se utiliza en la cocina para los calentar los hornos y las hornillas de fuego, cuya conexión puede ser desde un depósito o una bombona de gas GLP.

Ventajas de usar gas propano en hornosLa ventaja de usar hornos a gas propano es que no aporta ningún sabor adicional, mantiene las propiedades nutricionales de los alimentos y no reseca las masas, manteniéndolas jugosas y esponjosas, a diferencia de los hornos eléctricos con calor artificial.

Fogón de cocina con gas propano

Además, es importante destacar que en el mercado existen los electrodomésticos mixtos o que utilizan gas propano en vez de electricidad como lo pueden ser:

  • Placas de gas o fogones
  • Hornos
  • Freidoras
  • Lavavajillas
  • Asadores a gas
  • Barbacoas en el interior o exterior de la vivienda.

Todos los "gasodomésticos" que forman parte de la vivienda pueden instalarse con el depósito a granel o las bombonas de propano por medio de un sistema de tubos y reguladores.

Estufas de camping gaz de propano

Bombona de camping gaz

Las bombonas de butano de 6 kg son las únicas botellas que venden para estas estufas portátiles para cocinar en el exterior. No obstante, puedes preguntar a las ferreterías por los adaptadores y reguladores de presión para las bombonas de gas propano de 11 kg o de butano de 12,5 kg.

Estas estufas para camping son una pequeña estructura de acero que cuenta con una boquilla donde colocar la olla y una perilla para ajustar la llama de fuego.

La llama de expulsión directa brinda una combustión completa y una alta eficiencia de calor, permitiendo ahorrar en combustible y resistiendo a vientos fríos.

Por eso, una de las principales características es que las estufas de gas para camping llegan a hervir un (1) litro de agua en tan solo 3 minutos.

Por tanto, si deseas utilizar las estufas de camping gaz sólo deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Sacar la estufa de camping gaz y la bombona de propano de 11 kg.
  2. Asegurarse que la perilla que regula la llama está cerrada.
  3. Conectar la estufa con la bombona por medio del tubo de gas.
  4. Coger el encendedor (las cerillas no son recomendables por el poco espacio entre la boquilla y la mano de la persona).
  5. Abrir la perilla poco a poco para que salga el gas. Si abre la perilla en el sentido de las agujas del reloj, obtendrá una llama más pequeña. Y, en la dirección contraria, obtendrá una llama más grande.
  6. Al finalizar su uso, cierre la perilla de control de gas hasta que la llama se apague y desenrosque el tubo o válvula para desconectar la estufa de la bombona.

Usos industriales del propano

Insdustria y los usos del gas propano

En el mundo de la industria, el gas propano es usado por los hoteles, restaurantes, granjas, invernaderos, industrias alimentarias, lavanderías industriales, las empresas de cerámica, de alfarería, de acabados de superficies o las dedicadas a la soldadura entre otras aplicaciones del gas propano.

Por eso, al igual que en el uso doméstico, el gas propano sirve para la calefacción, cocina y el agua caliente de las industrias pero su consumo es mucho mayor que el de una vivienda convencional.

Normalmente, como los consumos en estos negocios suelen ser mayores a 1 tonelada (Tn) de propano al año, se recomienda instalar los depósitos de propano a granel para negocios, ya que almacenan mayor cantidad de energía que las bombonas.

No obstante, el uso del propano en el sector industrial también destaca por usarse en aparatos de generación de calor más específicos para cada especialidad, como por ejemplo:

  • Hornos de pan y alimentos
  • Hornos de cerámica
  • Calderas o estufas de alto consumo o suelo radiante
  • Refrigeración y aires acondicionados
  • Lavanderías y agua caliente sanitaria
  • Calefacción para granjas avícolas y agrícolas., invernaderos y secaderos
  • Atmósferas controladas en la metalurgia para la laminación, fusión y forja de metales

Por otro lado, el uso del propano en la industria farmacéutica es bastante común para producir los aerosoles médicos de personas asmáticas y con problemas respiratorios, ya que utilizan como base los propelentes (derivados del propano) junto con el butano, el otro Gas Licuado del Petróleo (GLP).

También, el gas propano se utiliza en la industria petroquímica como una mezcla para calibrar los procesos de análisis y control de productos químicos.

En definitiva, el gas propano no sólo sirve para el uso térmico doméstico, si no que tiene un sin fin de posibilidades y aplicaciones energéticas que van más allá de la empresa y el sector industrial, y, por ende, forma parte de nuestra vida cotidiana.

GLP automoción

El gas propano sirve como combustible para el sector de la automoción sólo que su composición también lleva gas butano, el otro Gas Licuado del Petróleo.

También sirve como combustible en las pruebas de eficiencia de los motores, concretamente en los quemadores de gas, y también, para la mezcla de los gases de calibración.

Así mismo, es importante destacar que el combustible GLP es más amigable con el medio ambiente sin descuidar una de sus mayores ventajas, el rendimiento energético.

Por eso, en los próximos años veremos como el uso del GLP en los automóviles se extenderá ampliamente como una de las alternativas menos contaminante de la gasolina.

91 198 33 06
Quiero que me llamen