Gas Licuado de Petróleo GLP: Propano, Butano, Precios, Instalación

Gas licuado del Petróleo

Los GLP son los gases licuados del petróleos conocidos como el gas propano y el gas butano. Infórmate sobre el proceso de extracción y para qué se utilizan.

¿Qué es el gas licuado del petróleo?

GLP es la abreviatura de los Gases Licuados del Petróleo, los cuales se clasifican en dos tipos: el butano y el propano.

Los Gases Licuados del Petróleo se obtienen en el primer paso del proceso de refino del petróleo o también pueden encontrarse formando parte del gas natural (derivado del petróleo).

Por tanto, se puede decir que los GLP son un producto del petróleo formado por las distintas mezclas del gas propano y butano.

Precio de los GLP

Los Gases Licuados del Petróleo (GLP) son los únicos productos petrolíferos cuyo precio puede estar regulado por el Gobierno según su formato de venta.

Aquellos formatos que no están regulados por el Estado forman parte del mercado liberalizado, es decir, el cliente podrá negociar con las distribuidoras de GLP que le ofrezcan el mejor precio.

El Estado regula el precio de los GLP envasados cuyo peso sea mayor a 8 kg y menor a 20 kg; por eso, las bombonas de butano de 12,5 kg y la de propano de 11 kg se regulan, mientras que las bombonas tanto de butano de 6 kg y de automoción como la de propano de 35 kg, tienen un precio liberalizado.

El gas licuado más popular es el butano, pero una desventaja es que sólo se vende en formato envasado. Mientras que el gas propano se suministra tanto en bombonas como en depósitos de gas GLP.

Así, el precio del propano suministrado a través de depósitos, también varía entre regulado, para el propano canalizado, y liberalizado, para los depósitos a granel.

Para saber más información sobre los precios de los gases licuados, revisa nuestros artículos especializados y comprueba la evolución del precio GLP:

Características de los GLP

Refiriéndonos a lo anteriormente explicado, si un gas licuado es una mezcla del propano y del butano, ¿podríamos afirmar que las características de un gas licuado son iguales a las del gas propano o a las del butano?.

La respuesta es no, porque cada gas licuado tiene propiedades distintas según el porcentaje de gas butano o propano de la mezcla. Es decir, una bombona de butano, a pesar de considerarse uno de los gases licuados del petróleo, no tiene las mismas características que la bombona de propano.

No obstante, estos gases licuados tienen características comunes como las que se presentan a continuación:

  • Gases licuados: Características y similitudes
  • No tienen color: en estado líquido es transparente como si fuera agua.
  • No tienen olor: si bien cuando se produce se le añade una sustancia para detectarlo cuando haya una fuga.
  • GLP no es tóxico: solo desplaza el oxígeno por lo que no conviene respirarlo mucho tiempo.
  • Energía limpio: cuando se quema debidamente combinado con el aire, no forma hollín ni produce mal sabor en los alimentos preparados con él.
  • Gas económico: por su rendimiento en comparación con otros combustibles.
  • GLP es más pesado que el aire: por lo que si se escapa tiende a ir a las zonas bajas.
  • Son muy inflamables: Hay que tener mucha precaución para que no se produzca ningún incendio o fuga en la bombona o depósito.

Sin embargo, si necesitas más información, puedes informarte en el artículo sobre las diferencias y similitudes entre el gas butano y el propano o llamar a los expertos en Gases Licuados del Petróleo.

Componentes de los GLP

Gases Licuados GLP

Los Gases Licuados del Petróleo son unos "compuestos orgánicos complejos" producto de la combinación de Hidrocarburos (CH) junto con un 0,01% de 1,3-butadieno como residuo de la destilación del petróleo.

Específicamente, los GLP puros se caracterizan por tener una molécula saturada cuyos átomos de carbono y de hidrógeno están completos. A continuación, te facilitamos la fórmula desarrollada de ambos GLP puros:

  • Propano: C3H8
  • Butano: C4H10

Esto quiere decir que, en el caso del propano, se considerará puro cuando tenga 3 átomos de carbono y 8 de hidrógeno. En cambio, en el caso del butano, será puro cuando tenga 4 de carbono y 10 de hidrógeno.

Sin embargo, la composición de los Gases Licuados del Petróleo que se comercializan en botellas o depósitos, no es igual que los GLP puros, ya que se venden como una mezcla de ambos gases en una proporción de 80%-20%.

Es por esto que la composición tanto del propano como del butano comercial varía en función del porcentaje de átomos de carbono que tengan en su mezcla.

A continuación, encontrarás los porcentajes más usuales de la composición del propano y butano comercial:

  • Composición de los GLP Comerciales
  • Propano comercial C3H8
    • 80% de hidrocarburos C3
    • 20% de hidrocarburos C4
  • Butano comercial C4H10
    • 80% de hidrocarburos C4
    • 20% de hidrocarburos C3

Gas GLP para uso doméstico

Usualmente, el gas GLP es utilizado como combustible en los coches, pero también, es utilizado en las casas o negocios españoles como fuente de energía para calentar los espacios, agua y alimentos.

El uso doméstico de los depósitos de propano suele considerarse menor que el de las bombonas de butano o propano ya que éstas, al ser transportables, se usan en las auto-caravanas, en los campings, en las barbacoas, entre muchas otras ocasiones.

De todas maneras, los usos del gas licuado se pueden clasificar en 3 grupos:

  1. Uso del GLP en la cocina: con los hornos y cocinas especiales para gas licuado
  2. Uso del GLP para la calefacción: por medio de los radiadores especializados
  3. Uso de los GLP para calentar el agua caliente sanitaria: a través de las calderas de gas por condensación

No obstante, si te preguntas cómo convertir un coche a GLP deberás llamar a los expertos en GLP automoción, quienes te asesorarán sobre cualquier duda que puedas tener.

Procesos de refinería del GLP

El proceso para obtener la combinación compleja de hidrocarburos que forma los Gases Licuados puede dividirse en 6 procesos según la energía de origen de extracción: el petróleo (crudo) o el gas natural.

  • ¿Cómo se obtienen los gases licuados GLP?
  • Reformado catalítico: Se alimenta de naftas ligeras (hidrocarburo líquido) para producir aromáticos y gasolinas.
    El rendimiento de este GLP está entre un 5 – 10%.
  • Cracking catalítico: Se alimenta de gas-oil o nafta produciendo etileno y propileno para petroquimica.
    El rendimiento en GLP está entre un 5 – 12%.
  • Steam Cracking: Se alimenta con gas-oil o nafta produciendo etileno y propileno.
    El rendimiento en GLP está entre un 23 – 30%.
  • Polimerización y alquilación: Se alimentan de butenos para producir gasolinas.
    El rendimiento en GLP está entre un 10 – 15%.
  • Cracking térmico: Se alimenta de gas-oil y fuel-oil para producir gasolina.
    El rendimiento en GLP está entre un 10 - 20%.
  • Coking y visbreaking: Se alimenta de gas-oil pesado y residuo para producir coque.
    El rendimiento en GLP está entre un 5 – 10%.

El proceso de refinación de los Gases Licuados del Petróleo tiene su origen en los Estados Unidos entre los años 1900 y 1912, ya que en esa época se comprobó que la gasolina natural no refinada tenía una gran tendencia a evaporarse debido a la presencia de estos hidrocarburos ligeros (el propano y el butano).

Por tanto, las refinerías iniciaron los procesos de extracción de estos gases y reconocieron el valor calorífico y energético que tenían los GLP en el ámbito automovilístico y doméstico.

Así, a final de los años 30, varias empresas estadounidenses se posicionaron en el mercado de los gases licuados por dos motivos: la construcción de plantas de llenado de botellas y el transporte del GLP por ferrocarril.

En cambio, en Europa, la primera botella se vendió en Francia hacia 1934, y se expandió por los demás países durante toda la mitad del siglo XX, convirtiéndose en una de las energías alternativas al gas natural o a la gasolina más popular del momento.

Sin embargo, en la actualidad, los GLP en España suponen el sólo el 3% del consumo total de los derivados del petróleo; no obstante, a lo largo de los siguientes años, se espera un aumento del uso de este combustible en los coches.

Instalación de GLP: bombonas y depósitos de propano o butano

La instalación de los depósitos de propano es más complicada que la de las bombonas de butano o propano, ya que se necesita realizar una obra para su colocación en el terreo, mientras que las botellas pueden ponerse a funcionar en pocos minutos conectando a los tubos de la caldera, radiador u otro aparato de gas GLP.

En cualquier caso, se necesitan cumplir unas medidas de seguridad para los depósitos de gas o bombonas. Por eso, te ponemos a disposición a los expertos en instalaciones de gas para que puedas tener tu suministro GLP lo más pronto posible.