Gas natural

Selectra te ayuda con la instalación de gas natural

Llámanos sin compromiso y comienza a disfrutar del gas natural.

Calderas de Gas: Precios, Instalación y Tipos | Ofertas 2021

Calderas de gas

Las calderas de gas natural son equipos que proporcionan calefacción y agua caliente a las viviendas. Te mostramos sus tipos, precios y cómo elegir la caldera de gas más adecuada.


Calderas de gas: precios

El precio de una caldera de gas individual puede ir desde los 750 € a los 3.000 €. Este coste depende de múltiples factores que el usuario debe tener en cuenta a la hora de elegir la caldera que más se adapta a sus necesidades.

A continuación, vamos a mostrar los precios de una selección de calderas de gas que consideramos que tienen una gran relación calidad precio:

Precios de las calderas de gas
Modelo Precio Modulación Potencia Caudal ACS Acumulación
Chaffoteaux Pigma Advance Caldera de gas Chaffoteaux 762 € 1:7 26 kW 14,5 l/min No
Cointra Superlative Plus 24 Caldera de gas Cointra 822 € 1:7 24,5 kW 14 l/min No
Ferroli Bluehelix Hitech RRT 28 C Caldera de gas Ferroli 890 € 1:9 28 kW 16,1 l/min No
Junkers ZWB 30/32 1A Calera de gas Junkers 925 € 1:6 30 kW 18,3 l/min No
Ariston Clas One System 35 FF Caldera de gas Ariston 1.149 € 1:9 31 kW Solo calefacción No
Baxi Platinum Plus 28 AF Caldera de gas Baxi 1.726 € 1:10 28 kW Solo calefacción No
Viessmann Vitodens 100-W B1HF 35 Caldera de gas Viessman 1.769 € 1:10 32 kW Solo calefacción No
Ferroli Bluehelix TOP RRT 34 K 50 Caldera de gas Ferroli 2.056 € 1:12 34 kW 23,4 l/min 50 litros
Vaillant ecoTEC plus VMI 306/5-5 Caldera de gas vaillant 2.214 € 1:7 25 kW 17,2 l/min 20 litros
Saunier Duval IsoMax Condens Mi Caldera de gas Saunier Duval 3.175 € 1:9 35 kW 27,8 l/min 42 litros

Precios con impuestos incluidos

Factores que influyen en el precio de la caldera de gas

Marca
Las que tienen mucho prestigio y experiencia ofrecen mayor confianza. Pero hay nuevas marcas con una buena relación calidad precio.
Potencia
Determina el calor que puede generar para la calefacción. Cuanto más potencia mayor es él área que puede calentar y mayor es el precio.
Caudal
Son los litros de agua caliente por minuto. Determina la cantidad de grifos que pueden estar abiertos a la vez. Cuanto más caudal, mayor precio.
Materiales
Hay que observar la calidad de estos, pues no es lo mismo un intercambiador de acero inoxidable que uno de aluminio (el primero dura más).
Modulación
Es la capacidad de la caldera para usar la energía justa para cubrir la demanda. Cuanto más rango de modulación, más ahorro.
Acumulación
Los sistemas de acumulación sirven para cubrir grandes demandas de agua caliente. Esto incrementa el coste del equipo.

¿Cómo influye la marca en una caldera de gas?

Las marcas de las calderas de gas influyen mucho en la compra del equipo, pues los usuarios confían en el recorrido y el buen hacer de dichas marcas. Aunque, hoy en día se están abriendo camino nuevas marcas como Chaffoteaux, que ofrecen calderas de gas con materiales de primera calidad a un precio más bajo.

También encontramos marcas blancas de grandes grupos con marcas consolidadas, como es el caso de Neckar, perteneciente al grupo Bosh, al igual que la marca Junkers. La diferencia es que Neckar ofrece precios más ajustados. Lo mismo sucede con las calderas de gas Hermann, que pertenecen al grupo Saunier Duval.

¿Cómo afecta la potencia al elegir una caldera de gas?

La potencia de las calderas de gas es uno de los principales aspectos a tener en cuenta cuando se compra un equipo, pues en función del tamaño de la vivienda se requiere más o menos potencia.

Una caldera de unos 18 kW puede cubrir las necesidades energéticas de un piso pequeño, pero cuando la vivienda tiene muchos m2 que calefactar se requiere mayor potencia. Para un piso de tamaño medio lo usual es escoger una caldera de gas de unos 25 kW, aunque esto depende de la zona climática y del aislamiento térmico de la vivienda.

En viviendas unifamiliares como chalets o casas rurales, la potencia necesaria es mayor, por lo que se suelen usar calderas de gas de 35 a 45 kW. En este tipo de instalaciones lo usual es utilizar calderas solo calefacción y un acumulador de agua externo conectado a esta, permitiendo proporcionar mayor caudal de ACS.

¿Es importante el caudal en una caldera de gas?

El caudal de las calderas de gas se mide en litros por minuto (l/min). Hay que fijarse mucho en este factor, ya que de este depende el número de grifos que se pueden usar de forma simultánea.

Según la OMS, el caudal necesario para una ducha es de 8 l/min, por lo que una caldera de gas con un caudal superior a 16 l/min es suficiente para generar agua caliente para dos duchas al mismo tiempo. Caudales menores pueden ser suficientes para una ducha y el grifo de la cocina.

¿Los materiales de fabricación influyen en la calidad de las calderas de gas?

Los materiales de las calderas de gas son de gran importancia. Un intercambiador de aluminio-silicio tiene una vida útil mucho menor que uno fabricado en acero inoxidable. Las calderas de gas con elementos en aluminio-silicio denotan una baja calidad.

¿Qué es la modulación de una caldera de gas?

El rango de modulación de las calderas de gas es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando se elige una, ya que de este depende en gran medida la cantidad de gas natural que consume.

Las calderas suelen tener entre 4 y 13 niveles de modulación (de 1:4 a 1:13). Cuanto mayor es el rango de modulación mayor es su capacidad para adaptarse a la demanda y ahorrar. Imaginemos que una caldera solo tiene 4 niveles de modulación (25%, 50%, 75% y 100%), si la demanda exige un 55%, la caldera debe funcionar al 75% para cubrir esa demanda, derrochando un 20% de la energía. Esto no pasaría con más niveles de modulación.

¿Son mejores las calderas de gas con acumulador?

El sistema de acumulación de las calderas de gas se puede dividir en dos tipos: microacumulación y acumulación.

La microacumulación consta de un pequeño depósito de unos 3 litros que mediante una resistencia mantiene el agua caliente y sirve para que al abrir el grifo no haya que esperar a que se caliente, sino que salga al momento a la temperatura deseada.

La acumulación consta de un depósito de gran capacidad (entre 50 y 150 l) que almacena el agua caliente para momentos de gran demanda, de forma que nunca se produzcan chorros de agua fría cuando se practican ducha simultáneas.

Instalación de una caldera de gas

Al precio de la caldera de gas hay que sumarle el de la instalación, ya que ha de ser realizada por un técnico autorizado por el Ministerio de Industria. Esto se debe a que el gas natural cuenta con unas medidas muy estrictas para que su uso sea totalmente seguro.

La empresa instaladora suele cobrar entre 350 € por la instalación de la caldera de gas natural, dicho precio incluye los siguientes conceptos:

¿Qué incluye la instalación de una caldera de gas?

  • Desmontaje de la caldera actual si la hubiese
  • Instalación de la nueva caldera de gas en el lugar de la existente
  • Conexionado a la red eléctrica, gasística y al sistema de ACS y calefacción
  • Instalación del desagüe
  • Montaje de la salida de humos
  • Certificado de instalación

Generalmente, los instaladores solo instalan calderas de gas que ellos mismos compran, pues conocen el estado del equipo y pueden responsabilizarse del funcionamiento de este.

La instalación de una caldera de gas suele tardar entre una y dos horas dependiendo del conexionado entre la caldera y las tomas de agua de ACS y calefacción, de la facilidad de montaje de la salida de humos y de si hay que realizar alguna pequeña obra para instalar el desagüe.

El precio de instalación de una caldera de gas no incluye:

  • Colocación de la caldera en otro lugar
  • Acabados de obra (yeso, pintura, etc)
  • Instalación de tubo de salida de humos adicional

Tipos de calderas de gas

Existen muchos tipos de calderas de gas en el mercado de forma que así se pueden satisfacer las necesidades de todos los usuarios. Por ello, es conveniente conocer todos los tipos de calderas de gas y elegir la que más nos convenga. Las calderas de gas se pueden dividir según su uso, combustión y tecnología.

Tipos de calderas de gas
Según su uso Según su combustión Según su tecnología
Calderas de gas Mixtas Calderas estancas Calderas de bajo Nox
Calderas de gas Solo calefacción Calderas atmosféricas Calderas de condensación

1. Según su uso

Las calderas de gas pueden diferenciarse según su uso. En este sentido, nos encontramos con calderas mixtas y solo calefacción:

Calderas de gas Mixtas

  • Cumplen una doble función, ya que se utilizan para calefacción y ACS. De esta forma se evita la instalación de un equipo para el ACS como, por ejemplo, un termo eléctrico.
  • Necesitan 5 conexiones (ida y retorno de la calefacción, entrada y salida de ACS y conexión a la instalación de gas)
  • Son las más comunes en pisos, ya que ocupa poco espacio y proporciona calefacción y ACS.

Calderas de gas Solo calefacción

  • Se utilizan únicamente para calefacción
  • Pueden generar ACS si se conectan a un acumulador de agua externo. Esto hace que puedan soportar grandes demandas de ACS. Pero la instalación ocupa mucho más espacio.
  • Se utilizan en viviendas grandes como casas rurales
  • Necesitan 3 conexiones (2 de calefacción y 1 de gas)

2. Según su combustión

Las calderas de gas pueden clasificarse en dos tipos en función del espacio que habilita para la combustión del gas natural:

Calderas de gas según su combustión
Caldera estanca Caldera atmosférica
Cámara cerrada Cámara abierta
Coge el aire del exterior Utiliza el aire de la sala
Más seguridad Menos segura
Se pueden instalar en cualquier sitio Prohibidas en interiores

Las calderas de gas estancas son las que se utilizan hoy en día, ya que cuentan con una cámara herméticamente sellada que hace que la combustión nunca esté en contacto con el oxígeno de la sala. Este se recoge del exterior mediante un tubo que llega a la cámara de combustión. Esto las convierte en calderas mucho más seguras.

La instalación de calderas de gas atmosféricas quedó prohibida en España en 2010. Esto se debe a que utilizan el aire de la estancia para generar la combustión, por lo que es peligroso dejarlas encendidas ya que si no hay buena ventilación en la sala puede consumir el oxígeno necesario para respirar. Por ello se relegó su uso a terrazas o salas de calderas.

3. Según su tecnología

La tecnología de las calderas de gas es la que permite que sean cada vez más eficientes pudiendo ahorrar en las facturas de gas. Además de respetar el medio ambiente reduciendo las emisiones contaminantes. En este sentido, podemos distinguir entre calderas de condensación y de bajo NOx:

Calderas de gas según su tecnología
Caldera de bajo Nox Caldera de condensación
  • Bajas emisiones
  • Eficiencia de más del 90%
  • Poco ahorro
  • Cámara de combustión sellada
  • No necesita desagüe
  • Pocos modelos
  • Bajas emisiones
  • Eficiencia de hasta el 109%
  • Ahorro de hasta un 30%
  • Cámara de combustión sellada
  • Necesita un desagüe
  • Muchos modelos y marcas

Calderas de bajo NOx: son calderas estancas que nacieron por la necesidad de cumplir con las normativas de medio ambiente de la Unión Europea. Estos equipos incorporan una tecnología específica en el quemado de combustible que permite que se genere menos óxido nítrico (NO) y dióxido de nitrógeno (NO2).

Calderas de condensación: son una evolución de las calderas de Bajo Nox, ya que además de cumplir con los límites de emisiones consiguen reducir el consumo de gas en hasta un 30%. Esto lo logran mediante un sistema de reaprovechamiento del calor latente del agua condensada en el humo. El único inconveniente es que necesitan un desagüe por donde verter el vapor de agua del que han extraído el calor .

Funcionamiento de una caldera de gas

Las calderas de gas funcionan mediante gas natural y energía eléctrica y, aunque requieren de poca electricidad esta es necesaria para alimentar a los elementos electrónicos de la caldera como la centralita y los sensores que se conectan a esta.

Funcionamiento caldera de gas

Para conocer mejor cómo funciona una caldera de gas vamos a mostrar los pasos que sigue una caldera desde que se demanda calefacción y/o ACS:

¿Cómo funciona una caldera de gas?

  • El termostato detecta que la temperatura ambiente es más baja que la programada por el usuario y manda una señal a la centralita de la caldera para que esta se ponga en marcha.
  • Se abre el flujo de gas entrando hasta la cámara premezcla, donde se combina con el oxígeno que entra a dicha cámara por una tubería que procede del exterior de la vivienda.
  • Un ventilador hace que la mezcla de gas y oxígeno suba hasta el quemador.
  • La bujía instalada dentro del quemador hace que se prenda la mezcla.
  • Alrededor del quemador están las tuberías por donde circula el agua. Estas se calientan gracias a las llamas del quemador, haciendo que suba la temperatura del agua que pasa por su interior.
  • En las calderas de condensación, el humo resultante de la combustión no se expulsa directamente, sino que vuelve a pasar cerca de las tuberías para aprovechar el calor latente.
  • Una vez extraído todo el calor del humo, este es expulsado por la salida de humos. El agua resultante de la condensación es expulsada por el desagüe
  • El agua de las tuberías calentada en la cámara de combustión se dirige al circuito de calefacción llegando así a los radiadores de agua o al suelo radiante para calentar la casa.
  • Si el usuario necesita agua caliente y acciona un grifo, el flusostato (sensor de flujo) de la caldera lo detecta y se acciona la válvula de 3 vías, haciendo que el agua ya no se dirija a la calefacción y vaya al circuito de ACS mientras haya demanda.

¿Qué mantenimiento necesita una caldera de gas?

Llevar el mantenimiento de la caldera al día es fundamental para que su funcionamiento sea el óptimo, su rendimiento no disminuya y sea totalmente segura. En este sentido, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) establece las siguientes normas:

  • Revisión de la caldera de gas: se debe llevar a cabo cada 2 años y su precio está en torno a los 100 €.
  • Inspección periódica del gas: no debe confundirse con la revisión de la caldera. Esta afecta a la instalación receptora individual de la vivienda, y debe realizarse cada 5 años.

Es responsabilidad del usuario el solicitar la revisión de la caldera de gas. Si sucede un accidente y este no tiene realizada la revisión el seguro no se hace cargo.

Lo más recomendable es disponer de un servicio de mantenimiento que cubra la revisión cada dos años y las posibles averías que puedan surgir, ya que arreglar una avería sin seguro es muy caro.

¿Caldera de gas o eléctrica?

Ambos tipos de calderas dotan a cualquier vivienda de calefacción y agua caliente sanitaria, pero aunque su fin es el mismo la manera de conseguirlo es muy dispar. A continuación vamos a mostrar las diferencias entre ambos equipos:

Ventajas y desventajas de las calderas de gas:

  • El gas es mucho más barato que la electricidad
  • Tienen un rendimiento de hasta un 109%
  • Es el combustible fósil que menos contamina
  • Hay muchas subvenciones como el Plan renove de calderas
  • El gas tiene un gran poder calorífico
  • La red de gas natural no llega a todo el territorio nacional
  • Necesitan una revisión cada 2 años
  • Necesitan la instalación de una salida de humos y un desagüe

Ventajas y desventajas de las calderas eléctricas:

  • Rendimiento del 99%
  • No requiere de mantenimiento
  • No contamina
  • Instalación más sencilla (aunque el precio es similar)
  • La electricidad cuesta el triple que el gas
  • Hay que aumentar la potencia contratada (aumento en la factura)
Actualizado a