¡Oferta especial de Nedgia!
Logo nedgia

Ahorra hasta 500€* en la Instalación de Gas Natural
*200€ Descuento en el presupuesto + 300€ de Regalo una vez instalado

91 949 37 4191 949 37 41
¡Oferta especial de Nedgia!
Logo nedgia

Ahorra hasta 500€* en la Instalación de Gas Natural
*200€ Descuento en el presupuesto + 300€ de Regalo una vez instalado

Te llamamos

¿Qué es la IRC o Instalación Receptora Común de gas natural?

IRC gas

La Instalación Receptora Común de gas natural (IRC) conecta la acometida de gas a cada una de las viviendas de un bloque de vecinos. Por así decirlo, es la columna vertebral de la instalación de gas de un edificio.


¿Qué es la IRC del gas?

La Instalación Receptora Común o IRC de gas es la red de tuberías que une la acometida de gas de un edificio con la instalación receptora individual (IRI) de cada piso. La IRC es indispensable para que el gas pueda llegar a cada vivienda.

Podríamos decir que la instalación de gas en un edificio se compone por acometida, IRC e IRI. Pero, mientras que la acometida siempre es llevada a cabo por la distribuidora, la IRC y la IRI solo pueden ser realizadas por una empresa instaladora.

En las viviendas unifamiliares o chalets no hace falta una Instalación Receptora Común (IRC), ya que la acometida conecta directamente la IRI de la casa con la red de distribución.

IRC Gas

La IRC de gas puede estar montada de dos formas diferentes en función de dónde se colocan los contadores de gas:

  • Sala de contadores: todos los contadores se centralizan en una misma estancia. Esto permite que el técnico de la distribuidora lea fácilmente el consumo de cada vivienda sin necesidad de desplazarse por el edificio.
  • Contadores individuales: se instalan en cada vivienda.

¿Cómo solicitar la IRC de gas?

Para solicitar la IRC de gas en una comunidad de vecinos es necesario seguir estos pasos:

1

Comprobar que la red de gas natural llega a la zona del edificio. Puedes averiguarlo en nuestra herramienta de verificación.

2

Tener el consentimiento de al menos un tercio de los propietarios de la comunidad de vecinos. Aunque algunas empresas solicitan el 50% de penetración, es decir, que la mitad de los vecinos quieran gas natural.

3

Pedir y comparar los presupuestos de varias empresas autorizadas por el Ministerio de Industria para instalar la IRC de gas.

4

Instalación de la Instalación Receptora Común de gas.

5

Instalación de las Instalaciones Receptoras Individuales en cada una de las viviendas que lo solicitaron.

6

Recepción del certificado de instalación de la IRC de gas.

Una vez finalizados todos estos pasos, los usuarios pueden dar de alta el gas natural con la comercializadora que les ofrezca las mejores tarifas de gas.

Comprueba si tienes acceso a la red de gas natural con Selectra

Somos especialistas en instalaciones y tarifas de gas natural. ¡Infórmate gratis!

  • 00240
  • 00548
  • 01001
  • 01002
  • 01003
 

Coste de la Instalación Receptora Común de gas natural

El precio de la Instalación Receptora Común (IRC) de gas depende de varios factores como el número de viviendas, la complejidad de la instalación según las características del edificio y de las tarifas de la empresa instaladora, pues no es un coste regulado, sino que cada empresa fija el precio que considera adecuado.

Precio de una IRC de gas
Concepto Precio
Precio por cada vivienda 250 €
Descuelgue 500 €

Precio orientativo. Costes con impuestos incluidos

gas naturalgas natural

Calcula tu presupuesto para instalar gas natural

Subvenciones y financiación disponible. Pregúntanos ¡sin compromiso!

gas naturalgas natural

Calcula tu presupuesto para instalar gas natural

Subvenciones y financiación disponible. Pregúntanos ¡sin compromiso!

Cuando la empresa instaladora realiza la IRC de gas, también tiene su titularidad, es decir, la empresa es la propietaria de la IRC. Pero los usuarios no le pagan directamente a la empresa instaladora, sino que la empresa instaladora cede la titularidad a la distribuidora y los vecinos le pagan a esta última.

Lo más habitual es que dicho coste sea abonado por los vecinos mediante el Canon de finca. Dicho canon es una cuota que han de abonar los vecinos conectados a la IRC hasta que se sufraga el coste total de la instalación (suele tener una duración de unos 20 años).

El canon de finca se abona de forma anual en la factura del gas. Este dinero va destinado a la distribuidora de gas que, cuando se firma el Canon de finca se convierte en la propietaria de la instalación y, como consecuencia de ello, en la responsable de las revisiones y reparaciones que pudieran surgir.

¿Quién paga la IRC de gas?

La IRC de gas debe ser abonada por el propietario de la vivienda. Este no puede hacer que el inquilino lo abone, ya que se trata de un elemento que permite tener un servicio esencial en la vivienda como es el suministro de gas.

Esto también es aplicable a la inspección periódica del gas o a la revisión de la caldera. En ningún caso, el inquilino debe pagarlos, ya que le corresponde por ley al propietario.

Certificado de Instalación Receptora Común de gas

El certificado de la IRC de gas es un documento que debe expedir la empresa instaladora una vez concluida la nueva IRC. También debe entregar el certificado de gas cuando modifica una IRC ya realizada o tras realizar la revisión de la instalación de gas del edificio.

El certificado de la IRC de gas es el modelo IRG-2, y acredita que la instalación común funciona correctamente y que cumple con todas las medidas de seguridad de acuerdo con el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE).

Su precio es de unos 260 € + IVA, aunque depende de la empresa instaladora.

Datos del certificado de la IRC de gas:

  • Documentación de la empresa instaladora e instalador
  • Dirección del inmueble
  • Potencia de la instalación común de gas
  • Número de IRI a las que proporciona gas
  • Croquis de la instalación común

Revisión de la Instalación Receptora Común de gas

La revisión de la Instalación Receptora Común de gas es una inspección de carácter obligatorio que permite comprobar que todo funciona correctamente. Se debe realizar cada 5 años y es la distribuidora quien debe notificar a la comunidad de vecinos que queda poco tiempo para el cumplimiento de ese lustro y proponer una fecha para la revisión. Los vecinos pueden elegir si pasarla con la distribuidora o encargársela a una empresa instaladora de gas habilitada.

Independientemente de la opción elegida, se abonará la cantidad de la inspección en la próxima factura del gas. Nunca hay que pagar el importe al instalador.

El coste de la revisión de la IRC está compuesto por dos partes:

  • Gastos de gestión: están regulados por lo que siempre es el mismo precio (15,49 €)
  • Precio de la inspección: el precio está regulado si es la distribuidora quien realiza la operación. Si es una empresa instaladora esta puede poner el precio que considere.

¿En qué consiste la revisión de la IRC de gas?

  • Comprobación de la estanqueidad de la instalación
  • Verificación del buen estado de las tuberías y llaves
  • Revisión de las gomas y juntas de sellado
  • Comprobación de la conexión con las IRI
Actualizado a