You are here

Calefacción de propano o gasoil

La calefacción es una necesidad en la que en pocos casos podemos renunciar, por eso hay que analizar bien cuál es la solución más económica para cada usuario y en qué casos merece la pena cambiar de un tipo de calefacción a otra.

Ventajas e inconvenientes de la calefacción de gasoil

Las continuas subidas de los precios de los carburantes como el gasoil han hecho que las calefacciones que utilizan este tipo de combustible hayan dejado de ser las más económicas frente a otros tipos de combustibles como el gas propano o la biomasa.

La gran ventaja del gasoil de calefacción hasta la fecha ha sido su bajo precio. Esto es algo que ya no ocurre, los precios de los carburantes aunque estén protegidos, como el precio del gasóleo C, han sufrido una gran subida en los últimos años.

Algunos datos de la evolución del precio del gasóleo de calefacción son:

  1. Desde el año 2002 el precio del gasóleo para calefacción se ha triplicado en España.
  2. Del año 2010 hasta la fecha, el precio ha pasado de unos 0,60 €/litro a 1,15 €/litro, es decir, está cerca de duplicarse.  

Otra de sus ventajas es su disponibilidad, se tratar de un combustible con un alto uso en toda España con lo que es muy fácil acceder a este.

Los inconvenientes de este tipo de carburante respecto a otros tipos son:

  1. Mayor contaminación respecto a otros tipos de calefacciones
  2. Formación de hollín en la caldera (mantenimiento necesarios y posibles problemas de combustión)

Ventajas e inconvenientes de la calefacción de propano

Las calefacciones de gas propano son a día de hoy las más populares entre las calefacciones alternativas al gas natural.

Las ventajas de este tipo de calderas para calefacción proceden de su similitud con el gas natural (gas limpio y eficiente) así como por su tecnología avanzada y en desarrollo.

Las nuevas calderas de condensación ofrecen una eficiencia por encima del 100% del PCI. Además, el precio del propano aunque se ha visto incrementado como el resto de combustibles, no se ha producido de tan drásticamente como el caso del gasoil.

Las distintas formas de suministro (granel, envasado y canalizado) que tiene el propano se pueden considerar como una ventaja (variedad de posibilidades de suministro) o como desventaja (cambio de bombonas en el caso del gas envasado).

¿Qué tipo de calefacción utilizar?

En el caso que ya tenga una caldera de gasoil y un consumo medio o alto, recomendamos cambiar la caldera por una de propano. Si se trata de una caldera con usos de forma esporádica y con un consumo bajo, la inversión del cambio de caldera probablemente no se recupere con el ahorro del gas propano.

En el caso que esté dudando de instalar una caldera u otra, creemos que las calderas de propano ofrecen una mejor relación calidad/precio.

Pida propano a domicilio o solicite una comparativa para ahorrar

Pide propano:
Lead Source
Nombre*
Apellidos*
Correo electrónico*
Teléfono*
Código postal*