Usos del gas propano doméstico e industrial

El propano es un gas licuado del petróleo, que pertenece a los hidrocarburos alifáticos, tratándose de un gas incoloro, inodoro y además no es corrosivo. El gas propano se puede almacenar en una serie de botellas o bombonas que llegan a la vivienda del consumidor, a través de una red de distribución canalizado o con un camión cisterna que rellena el depósito privado del cliente.

Más allá de sus propiedades físicas, químicas y también de almacenaje. Lo que verdaderamente importa al consumidor es el uso que se puede hacer de él tanto a nivel doméstico como a nivel industrial.

Uso del propano a nivel doméstico

El propano como uso doméstico se utiliza sobre todo en los hogares donde el gas natural no llega. Como ya se ha mencionado, se puede suministrar envasado (bombonas o botellas), canalizado (a través de una red de distribución) o suministrado a granel (camiones cisterna que rellenan el depósito del cliente). El gas propano se utiliza en casi todos los usos domésticos, ya que se emplea para calentar el agua, para la calefacción y también para la cocina. También existen otros usos del propano.

El calentamiento de agua se puede realizar a través de la utilización de un acumulador de gas, suelen tener una capacidad de entre 100 a 300 litros. Además, suele ser independiente de la caldera, hecho que permite la renovación de esa reserva de agua caliente, de una forma rápida. La instalación utilizada para el calentamiento de agua es fácil de realizar, sencilla de utilizar y sobre todo económica.

Otro uso del gas propano es para la calefacción. Sin embargo, el consumo de gas para este tipo de uso varía mucho dependiendo de las características de la vivienda y también existen varios tipos de instalación. Cuando se va a consumir gas propano para calefacción, el consumidor debe tener en cuenta la calidad del aislamiento, la utilización de otras fuentes de calefacción o si hay un termostato. En cuanto al tipo de caldera que se puede instalar para utilizar gas propano para la calefacción, existen varios tipos de instalaciones y entre ellas se pueden encontrar las siguientes:

  • Caldera clásica o de condensación.
  • Caldera mural que se adapta a las pequeñas superficies.
  • Radiador
  • O caldera de suelo que suele estar recomendada para espacio donde se necesita una potencia importante.

Si desea obtener más información sobre el uso del propano para la calefacción o los distintos tipos de caldera pongase en contacto con el 91 198 33 06.

En cuanto al gas propano utilizado para la cocción, no se suele utilizar tanto como el calentamiento de agua o el consumo de la calefacción. No obstante, es un uso que se puede realizar con este tipo de gas y que el consumidor tiene que tener en cuenta.

Usos del propano en la industria

El gas propano no solo se utiliza para los hogares sino también para una gran cantidad de empresas dentro de la industria. El gas propano se suele utilizar en empresas como acabados de superficies, industrias alimentarias, lavanderías industriales, empresas de cerámica, empresas de alfarería y dedicadas a la soldadura. El uso del propano se ha extendido dentro de la industria, no solo por sus múltiples ventajas, sino también porque ha mejorado la relación calidad-precio abriendo nuevos mercados a las empresas que utilizan este tipo de gas.