You are here

Instalar caldera a gas propano y ahorrar en gasoil

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Si empiezas a leer este artículo solo puede significar una cosa... Estás pensando en instalar una caldera a gas propano para así ahorrar en gasoil. ¿Cierto? Pero... ¿Sabes qué es exactamente el propano? ¿Por qué hace que ahorremos en las facturas de gas? Veámoslo.

El propano es simplemente un elemento de combustión que en este caso utilizará la caldera. Es un gas incoloro e inodoro y generalmente se utiliza solo como combustible.

La caldera de gas propano, mundialmente conocida como caldera de condensación, no tiene mucho misterio. No consta más que de un depósito (lo que sería la caldera) que calienta el agua gracias al gas propano. Éste quema su gas y así se evapora el agua creando energía (lo que sería la calefacción). Esta energía sale de dicho depósito mediante radiadores o bien los tubos por el suelo (el suelo radiante). El gas que ha creado cuando ha calentado el agua y que ya no se vuelve a utilizar, y es aquí cuando se diferencia de la caldera de condensación, se vuelve a utilizar para diferentes procesos de calefacción, por lo tanto no solo no contamina si no que reutiliza esta energía, creando así un alto rendimiento superando hasta el 100%.

Estamos cansados del alto precio en las facturas de gas y nos preguntamos si existe alguna otra caldera que nos haga ahorrar en nuestra economía familiar y si además ésta ahorra energéticamente sin contaminar al mundo, pues aún mejor. ¿Existe este tipo de caldera? Pues eso parece. Es gracias a la aparición del gas propano, un combustible mucho más barato que el gasoil (el combustible más caro del mercado). Sí que es cierto que las calderas que utilizan gasóleo son más baratas que las calderas de condensación, pero éstas te hacen gastar mensualmente muchísimo más que las calderas de condensación.

Aunque el precio de cada uno de los gases de los que estamos hablando quizá no es muy diferente, lo que se diferencia de un gas y del otro es la eficiencia de cada una de las calderas. Pues el sistema de condensación es muchísimo más eficiente, eso significa que consume muchísimo menos que las calderas que utilizan como combustible gasóleo, no sólo consume mucho menos si no que reutiliza los gases no utilizados así siendo las calderas de condensación muchísimo más eficientes pues aportan energía extra.

Pasarse al gas propano, no solo significa ahorrar en gasoil, el gas propano es el combustible perfecto para el hogar, podemos utilizarlo ya sea para el sistema de calefacción (mediante radiadores o mediante tubos subterráneos que utilizarán un suelo radiante como método de calefacción) para la chimenea, para el sistema de agua de nuestro hogar y también para la cocina.

El gas propano proporciona la temperatura deseada, pues podemos regular esta temperatura, esto significará una eficiencia y eficacia del producto.

El precio de las calderas de condensación varía dependiendo del condensador que ésta tiene. Este condensador puede estar integrado dentro de la caldera o bien externo (estas son más económicas). Teniendo en cuenta que las calderas de condensación son las más seguras del mercado, las que más ahorran en nuestros bolsillos, las que necesitan de un combustible barato, las que emiten un 70% menos de gases contaminantes respecto a las calderas comunes, teniendo en cuenta todo lo positivo, lo más normal es que estas calderas necesiten una inversión al adquirirlas. Los precios oscilan entre 1000 en adelante. Sí, no son calderas de fácil adquisición, pero si compramos este tipo de calderas hay que pensar en adelante. ¿Cuánto nos ahorraremos con este tipo de caldera? ¿Cuánto ayudaremos a nuestro planeta? Estas son dos preguntas claves.

Al ser una caldera, como hemos comentado anteriormente, que reutiliza su propia energía teniendo así un rendimiento del 110% y además pudiendo regular su energía a demanda, este tipo de caldera utiliza muy poca energía, o más bien muchísima menos que cualquier otra caldera convencional. ¡Llegarás ahorrarte hasta un 30% en las facturas de gas! Esto significa que el precio de la caldera lo acabaríamos amortizando en menos de 5 años. Hasta ahora, con las calderas de gasoil, nos conformábamos con gastar media fortuna para llenar el depósito, pero ahora podemos elegir entre otro tipo de calderas con diferentes combustibles como el gas propano. Por ejemplo, sabemos que el gasóleo esta por las nubes... Pero lo cierto es que no queremos hablar de lo que cada combustible cuesta... ¡Sino de lo que cada combustible gasta! Y sí, el propano es más barato que el gasóleo, estudios dicen que se gasta un 30% menos en propano que en gasóleo.

Pero si aparte de ser una caldera que amortiza nuestros bolsillos y nuestros hogares gracias a su eficacia, es una caldera que tiene en cuenta a nuestro planeta. Es una caldera pensada en nuestro futuro, en el futuro de todos. Pues no emite el 100% de sus gases, sino que los reutiliza. Es hoy en día, una de las calderas de gas que tiene más en cuenta a nuestro planeta.

Como otro factor positivo, es una caldera que no necesita apenas mantenimiento, esto significa un aumento en la vida del producto y su instalación es muchísimo más barata que las instalaciones de gasoil o cualquier otra caldera convencional. Su instalación es bien sencilla.

Así que, como único factor negativo de la instalación de las calderas de condensación, sería su inversión inicial, refutando este factor negativo con el hecho de que en menos de 5 años se amortizaría esta compra... Es una buena caldera y buen momento para decidirse a adquirir una.

 

Pida propano a domicilio o solicite una comparativa para ahorrar

Pide propano:
Lead Source
Nombre*
Apellidos*
Correo electrónico*
Teléfono*
Código postal*